Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Jueves, 22 Diciembre 2011 08:28

El Bueno, el feo y el malo

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

 

El bueno, el feo y el malo.

Reparto: IPv6, IPv4, NAT

Sinopsis: Los protagonistas son tres cazadores de recompensas que buscan un tesoro que ninguno de ellos puede encontrar sin la ayuda de los otros dos. Así que los tres colaboran entre sí, al menos en apariencia.

Internet Protocol es el mecanismo que permite el funcionamiento de internet, y actualmente se usa la versión 4. Este protocolo diseñado en un principio como un experimento sin pensar en un despliegue cercano al actual le ha tocado hacer el papel de feo por una simple razón; se ha agotado, ya no se pueden entregar más direcciones.

Ya en 1992 se detecta la necesidad de ampliar el número de direcciones. Dado el inesperado crecimiento de Internet se busca una solución inmediata y transitoria para permitir el continuado crecimiento de Internet, creando el mecanismo NAT (Network Address Translation), que permite que cada red conectada a Internet utilice una única dirección IPv4 pública en su punto de conexión a Internet, y usando direcciones privadas en la parte interna de la red, seguro que esto les resulta familiar. Este mecanismo realiza una traducción de esas múltiples direcciones privadas a la única dirección pública disponible. Y aunque en principio NAT parece estar destinado a realizar el papel de bueno porque prolongaba la vida de IPv4, realmente es el malo porque desde un principio conlleva la pérdida del paradigma de Internet; la conectividad extremo a extremo.

Casi al mismo tiempo que se desarrolla NAT, se inicia en el IETF la búsqueda de una solución a más largo plazo, desarrollándose la versión 6 del protocolo de Internet (Internet Protocol version 6, IPv6), el bueno, porque en comparación su direccionamiento se puede considerar casi ilimitado, se estima en 480 años su tiempo de vida. Además el nuevo protocolo permitirá capacidades expandidas de direccionamiento, simplificación del formato de la cabecera, soporte mejorado de extensiones y opciones, capacidad de etiquetado de flujos, capacidades de autenticación y encriptación, y sobre todo facilita la innovación y por tanto nuevos modelos de negocio, nuevos ingresos, nuevos servicios y aplicaciones.

Desenlace: El Bueno viene para quedarse y lo veremos en los próximos dos años, aunque tendrá que coexistir durante un tiempo con el malo y el feo, al menos en apariencia.

 

Leer 2414 veces Modificado por última vez en Jueves, 22 Diciembre 2011 11:57
Agustín Peña Sánchez

Responsable del Departamento de Sistemas de Idecnet.

Sitio Web: www.idecnet.com

Equipo de Idecnet

Twitter Idecnet

Blog Login