Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

¡¡Decidido!! Voy a poner VoIP en mi empresa.

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Rompiendo Muros Rompiendo Muros

Tomar la decisión de cambiar todo mi sistema de telefonía no es una decisión sencilla. Mi sistema funciona, ¿porqué voy a cambiarlo? Es una barrera importante que hay que romper, mi fiable y tradicioinal centralita analógica por una moderna y desconocida centralita de Voz sobre IP.

Un cambio de este tipo puede ser motivado por numerosas circunstancias, pero cuando el cambio es para avanzar, para ahorrar y para sobre todo tener un mayor control sobre la telefonía, la pregunta debería pasar a ser ¿Porqué no lo he hecho antes?.

Esta última pregunta es la que han terminado por hacernos muchos de nuestros clientes cuando su nuevo y flamante sistema de voz sobre IP queda funcionando al 100%.

El proceso del cambio lleva unas fases claramente definidas, pero la más importante y donde nos vamos a centrar es en la de Planificación.

La planificación:

Esta fase es compleja y quizás la más tortuosa de todas, pues suele sacar a la luz todos los problemas serios de control, de seguridad, de gasto y de respuesta ante incidentes que tiene nuestro cliente y a nadie le gusta que le saquen los “trapos sucios”, pero la mejor forma de lavarlos, es sacarlos de la cesta..

Las preguntas y respuestas de los cuestionarios iniciales suelen muy parecidas:

-       ¿Cuántas extensiones tienen en total?

-       No lo se

-       ¿Cuántas líneas externas tienen?

-       No lo se

-       ¿Cuántas llamadas simultáneas hacen a la calle como máximo?

-       No lo se

-       ¿Quién lleva el mantenimiento de la centralita?

-       Nadie

…. Y así podemos continuar un buen rato…

Pero no se trata de buscar los fallos en la instalación actual, sino de montar un nuevo sistema donde todo esté bajo control.

Así que lo siguiente será encontrar la respuesta a esta y al resto de preguntas que nos vamos a hacer durante la planificación.

Ahí es donde el integrador entra en juego y realiza uno de los trabajos más importantes, por supuesto con la ayuda del personal técnico de la empresa que se va a migrar.


El integrador se encargará de localizar y contabilizar todas las extensiones que tiene la empresa y para cada una de ellas se establecerá:

-       Tipo de extensión ( estándar, fax, digital, etc.. )

-       Tipo de terminal ( analógico, fax, digital, operadora, pinganillo, inalámbrico )

-       Privilegios de llamada externos ( nacionales, móviles, internacionales … )

-       Grupos de llamada y su comportamiento

-       Grupos de monitorización y captura, etc..

-       Extensiones con comportamiento especial

-       Entrada de llamadas desde el exterior, identificación de llamadas y números directos

-       IVR de entrada

Es MUY IMPORTANTE contar con la colaboración de todo el personal tanto técnico como no técnico durante esta fase, pues nunca sabes de donde van a salir las sorpresas y por supuesto contar con un responsable que tome las decisiones que haya que tomar.

Cuando creamos que tenemos todas las respuestas a todas las preguntas, sería interesante volver a repasarlas con todos los implicados, incluso una reunión donde estén todas las personas que toman decisiones y se repasen las actuaciones a realizar para que no haya dudas o desinformación.

Cuando hayamos terminado esta fase estaremos listos para la segunda fase.

La preparación.

Leer 2365 veces
César García

Comunicaciónes e Informática de Alto nivel.
La NUBE.
Open Source.
Las últimas tecnologías y tendencias al más alto nivel.
Datacenters corporativos y Granjas de servidores.
"Ofrece todo lo que puedas a la comunidad... Tarde o temprano te lo devolverá.." 

 

Equipo de Idecnet

Twitter Idecnet

Blog Login